Consultores 30.11: En el inicio de la campaña en Zulia, Miranda, Lara y Carabobo hay ventaja para candidatos revolucionarios

Las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre marcan inevitablemente el rumbo de los comicios regionales que se llevarán a cabo el 16 de diciembre. El triunfo del proceso bolivariano, en la persona del presidente Hugo Chávez, es un factor que marca de manera positiva la campaña electoral de las candidatas y candidatos socialistas, sentenció el director de la empresa encuestadora Consultores 30.11, el analista político Germán Campos.

El especialista señaló que el mismo espíritu de victoria -pero para el antichavismo- ronda en los estados en los que la oposición obtuvo más votos que el Mandatario Nacional; tal es el caso de Mérida y Táchira, aunque la figura de José Vielma Mora, candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Gran Polo Patriótico ha cambiado el panorama en esta región.

En entrevista exclusiva con el Correo del Orinoco, Germán Campos adelantó que Jorge Luis García Carneiro (gobernador de Vargas) y Wilmer Castro Soteldo (gobernador de Portuguesa) son los candidatos a la reelección que ganarán con mayor número de sufragios: hasta con 20 puntos por encima de los otros aspirantes, estimó.

SIN TRASLADAR RESULTADOS

-¿Cómo evalúa usted el panorama electoral de los comicios regionales del 16 de diciembre?

-En primer lugar, luego de un proceso electoral como el que vivimos (presidencial), se creer que se pueden trasladar los resultados; eso no se puede ni se debe hacer. La primera razón es que los cambios de la cultura política en la sociedad venezolana hacen que el elector o electora maneje su voto dependiendo del escenario en el que se desarrolle esa elección.

El especialista y analista político aseguró que no es lo mismo una elección nacional, que una regional. “El 7 de octubre estaba en juego, para unos, respaldar el modelo de país, y, para otros, adversarlo; es decir, lo que estaba en juego era un modelo de país, el futuro, el desarrollo nacional”.

Aseveró Campos que para una parte de la masa electoral la continuidad del proceso bolivariano seguirá siendo un motivo para votar el 16 de diciembre, mientras que para otro sector las regionales serán un proceso comicial para rechazar la Revolución Bolivariana.

“En el electorado opositor que piensa que hay que seguir adversando, en cualquier terreno, el desarrollo del modelo país que encabeza el presidente (Hugo) Chávez”, sentenció el director de Consultores 30.11.

Además, Germán Campos explicó que habrá un híbrido en estas elecciones, con un sector que valorará la gestión de los gobernadores que van a la reelección.

ESPÍRITU DE VICTORIA

-¿La gestión pública, efectiva o no, podría determinar el triunfo de las candidatas y los candidatos?

-No, no. Hay muchas variables que determinan el triunfo de un candidato. Lo que sí es cierto es que el espíritu de victoria, el resultado que hubo el 7 de octubre y la contundencia en términos electorales de ese resultado obviamente favorecen el inicio de la campaña de los candidatos del Gran Polo Patriótico, sobre todo en aquellos estados donde el presidente Chávez ganó.

“Lo mismo pasa, pero en sentido contrario, en Táchira y Mérida. Donde, al menos, el espíritu de victoria está del lado de la oposición, porque allí obtuvieron una victoria el 7 de octubre”, expresó Germán Campos.

En Venezuela, sentenció, no habrá una elección el 16 de diciembre, hay 23 elecciones, son 23 realidades que tienen algunos denominadores en común, “pero son 23 realidades, cada una con particularidades distintas, con temas diferentes. En el fondo hay 23 elecciones regionales, no es lo mismo el oriente del país que el occidente”.

-¿En qué porcentaje cree que se ubicará la abstención en los comicios regionales?

-Ese es un tema interesante. La abstención en el año 2008, cuando se realizaron las elecciones regionales, estuvo entre 29% y 36%. El 7 de octubre la abstención alcanzó su nivel más bajo: fue de 19%. Evidentemente que una elección nacional convoca mucho más, es una característica general en comicios presidenciales.

“Yo esperaría que la abstención, el 16 de diciembre sea más alta que la del 7 de octubre, superior a 19%, pero mi hipótesis es que puede bajar en relación con la de 2008, es decir, que pudiera bajar, en promedio, a 30%, porque va a haber algunos estados que son muy emblemáticos y que tendrán una elección muy cerrada, y eso seguramente puede movilizar mucho más al electorado”, destacó.

-¿A que se debe que pueda ser más baja que la de 2008?

-Primero, porque en 2008 no veníamos tan cerca de una elección presidencial. En estas del 16 estamos demasiado cerca, y esa movilización nacional puede tener unos efecto de participación. Además, en estos comicios vamos a tener estados muy disputados, y eso va a aumentar también la participación, me estoy refiriendo específicamente a Miranda, a Lara, a Zulia, a Táchira, seguramente Carabobo, probablemente estos sean los estados más disputados, y esto puede producir un efecto de mayor participación electoral.

CAMPAÑA HOMOGÉNEA

-¿Cómo evalúa el desarrollo de la campaña electoral de las candidatas y los candidatos socialistas?

-La campaña de los candidatos del Gran Polo Patriótico arrancó con un diseño que demuestra que hay un esfuerzo y un mensaje por desarrollar una campaña muy coherente a nivel nacional, es decir, con un mensaje base muy homogéneo, insistiendo mucho en que esta elección del 16 de diciembre tiene que ser la ratificación de la victoria del 7 de octubre.

Es decir, “hay un elemento que intenta convertir en nacional la campaña electoral (regionales)”, explicó.

Las candidatas y los candidatos revolucionarios “entienden que su objetivo como mandatario regionales es contribuir con el desarrollo del proyecto nacional que presentó el Presidente antes del 7 de octubre y que fue aprobado por los venezolanos con sus votos”.

-Hay sectores de la oposición que afirman que las candidaturas del Polo Patriótico son rechazadas por la mayoría de las electoras y los electores, porque son líderes que no han hecho vida política en las regiones. ¿Qué opina al respecto?

-Desde que en Venezuela se aprobó la elección directa de gobernadores, y nuestra primera elección fue en el año 1989, ese tema se ha discutido mucho en el sentido siguiente: para ser gobernador de un estado, en Venezuela nunca se ha exigido a ningún candidato que sea originario o que viva en el estado para el cual opta.

En el caso de Aristóbulo Istúriz, candidato a gobernador de Anzoátegui, y de Tareck El Aissami en Aragua, Campos argumentó que ambas personalidades han ejercido una gestión pública, y aunque no nacieron en esos estados, son líderes políticos reconocidos por las venezolanas y los venezolanos.

“Yo no creo que en el caso de Aristóbulo Istúriz sea un problema el hecho de no haber nacido en Anzoátegui, porque hay estados en Venezuela donde el sentido de pertenencia está desarrollado de manera distinta”, resaltó.

Refirió que en Aragua y Miranda el regionalismo no se expresa como por ejemplo en Zulia, o Táchira, “donde ese apego se manifiesta con mucha contundencia”. Además, seleccionar candidatos en elecciones primarias no garantiza la unidad

OPOSICIÓN NO TIENE UN MENSAJE QUE UNIFIQUE SU PROPUESTA

-¿Cómo evalúa la campaña electoral de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD)?

-Así como la campaña del PSUV ha arrancado con una visión muy fuerte de unidad, más allá de las dificultades y expresiones que se han expresado en algunos estados, por el lado de la Mesa de la Unidad Democrática la campaña electoral no ha dado visión unitaria de carácter nacional, es decir, no hay un mensaje que unifique toda la campaña.

El director de Consultores 30.11 refirió que aunque la oposición escogió a sus candidatas y candidatos en elecciones primarias, este proceso no garantiza la unidad. Por ejemplo, dijo que aunque para la gobernación de Miranda resultó electo como candidato Carlos Ocariz, resultó inscrito Henrique Capriles Radonski, gobernador actual de la entidad mirandina.

“En Miranda escogieron a uno y sin embargo designaron a otro. Eso significa que unas elecciones no garantizan la unidad”, señaló Germán Campos.

Destacó que en los candidatos de la MUD no se observa una propuesta que articule a todos los aspirantes; pareciera que no hay un programa de gobierno.

Retorno de Capriles a la región no es bien visto, dice Campos

La Revolución tiene dificultades para ganar en cuatro estados

En los estados Delta Amacuro, Portuguesa, Monagas, Vargas, Guárico, Yaracuy, Cojedes, Apure, Falcón y Barinas hay claramente un escenario de triunfo, adelantó el director de Consultores 30.11, Germán Campos. “Aquí la victoria es para los candidatos del PSUV y del Gran Polo Patriótico (GPP), aquí no hay mucho que pueda cambiar radicalmente”, dijo.

En Anzoátegui, Aragua, Sucre y Trujillo se registrará una elección en la que la ventaja inicial es para los candidatos del GPP, pero no de manera tan contundente como en los primeros estados mencionados.

En cambio, el analista político indicó que en Zulia, Táchira, Lara , Miranda y Carabobo va a haber una elección disputada. “Yo no esperaría, en ninguno de estos estados, una diferencia a favor del candidato vencedor muy alta. Estas son elecciones más difíciles y los resultados electorales van a ser más cerrados”. Sin embargo, en el inicio de la campaña, en Miranda, Zulia, Lara y Carabobo, hay una ventaja para los candidatos revolucionarios.

Manifestó que el caso de Táchira es particular. Después del 8 de octubre -refirió- la oposición decía que el Gobierno Nacional lo tenía perdido, pero el anuncio de la candidatura socialista de Jorge Vielma Mora generó otro escenario electoral.

Refirió que Amazonas, Nueva Esparta, Mérida y Bolívar son los estados más difíciles de conquistar por la Revolución Bolivariana. En Monagas, explicó el especialista, las divisiones marcadas de la oposición hacen muy difícil un acuerdo, lo que le da una ventaja inicial a la candidata del Polo Patriótico, Yelitze Santaella.

Señaló que la división del PSUV en el estado Bolívar es lo debilita la opción socialista en la entidad, representada por el actual gobernador Francisco Rangel Gómez. En Mérida pasa exactamente lo mismo y además se suman los resultados del 7 de octubre. En estos estados la campaña electoral arranca “pareja”, mencionó.

“Los dos candidatos que van a ser reelectos con la más alta votación son Jorge Luis García Carneiro (Vargas) y Wilmer Castro Soteldo (Portuguesa). García Carneiro puede sacar en Vargas el 70% de la votación y Castro Soteldo también”, aseguró Campos.

-¿Cuál es reto de las candidatas y candidatos del PSUV y del Gran Polo Patriótico que aspiran a ser gobernadoras y gobernadores?

-La eficiencia es una línea de carácter nacional.

-¿Qué va a pasar con Henrique Capriles, actual gobernador del estado Miranda? ¿Su regreso al campo regional afectará su carrera política?

-En unos estudios cualitativos que hicimos recientemente aparece con claridad una cierta decepción dentro de un sector del mundo opositor y un reclamo porque el candidato Capriles cambió el escenario nacional por el escenario regional.

Eso “no ha sido bien visto por una parte del electorado, y es el electorado de Miranda, y además eso puede desmovilizar a una parte de los electores de Capriles. Eso lo hemos detectado en estudios cualitativos, ni siquiera es una opinión nuestra”, agregó el analista político.

Para Campos, otro de los factores que juega en contra de la candidatura de el dirigente de Primero Justicia es su gestión de gobierno en Miranda, “que no es una de las mejor valoradas. Hay un sector que va ha evaluar esa gestión para poder respaldarla”.

También se ha notado -expresó- un cierto desmembramiento de algunos factores de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática, manifestado en la renuncia de algunos de sus miembros.

“Luego está el tema de los reclamos y las observaciones que han hecho Acción Democrática y Copei, en virtud del comportamiento de Primero Justicia y del comando de Capriles en la campaña nacional; del marginamiento que esos partidos políticos dicen haber sufrido. Todos esos elementos desfavorecen la candidatura de Capriles”, enfatizó Germán Campos.

-¿Es Henrique Capriles un líder político o solamente es un candidato de la oposición?

-Cuando Henrique Capriles fue electo como candidato presidencial en las elecciones primarias de la MUD, yo decía que Capriles, hasta ese momento, era percibido como el candidato de la Mesa de la Unidad pero no como el líder de una unidad que confronta y adversa al presidente Chávez.

“Creo que no ocurrió en la manera que algunos esperarían, y creo que la decisión que él toma, de salir del escenario nacional y regresar al escenario local, en este caso a la gobernación de Miranda, le dificulta el tránsito o a ser el político líder de la oposición”, ilustra.

A juicio de Campos, pareciera que el dirigente de Primero Justicia prefiere ser el gobernador de Miranda y ha dejado a un lado lo que significa en convertirse en el líder de la oposición, no en un estado, sino en todo el país.

-¿Eso le puede costar a Capriles una nueva derrota en el ámbito presidencial?

-Sin duda, porque un liderazgo no se construye de un día para otro, y hay sectores que piensan que la oposición invirtió un enorme esfuerzo, tiempo y dinero en la campaña presidencial de Henrique Capriles, porque pensaban que podía convertirse en un líder.

“En este momento está jugando el rol de un candidato en un estado, y un candidato en un estado es eso, un candidato a gobernador de un estado, por muy importante que sea el estado”, comentó el director de Consultores 30.11.

Correo del Orinoco

Anuncios

Explícanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s