Diferencias internas tambalean a UNT

El partido Un Nuevo Tiempo (UNT) no está en su mejor ‘racha’, no había arrancando bien la carrera por las regionales del 16 de diciembre y las diferencias empezaron a aflorar entre sus dirigentes.

Críticas, señalamientos han ido y venido en los últimos días sobre las decisiones tomadas por la primera fuerza política opositora en el Zulia.

La mecha la encendió el exmiembro del comité político y fundador de la tolda blanquiazul, Javier Muñoz, al acusar directamente al gobernador del Zulia y candidato a la reelección, Pablo Pérez, de mantener “secuestrado” el partido y de ser el responsable de “una debacle” en la organización.

“Ese señor (Pérez) es el responsable de toda esa debacle, le mintió a la gente, ha usado la Gobernación para sus propósitos personales”, aseguró el exdiputado al Clez y también exdirector de la Alcaldía de Maracaibo, en una declaración que ofreció a este rotativo.

No obstante, el abanderado de UNT y de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y candidato a la reelección dijo, en su primera aparición tras los señalamientos, que “no perdería el tiempo en declaraciones aisladas” y que sería directiva del partido la que debía responder a los señalamientos en su contra.

Fue así como el presidente de UNT-Zulia y diputado a la Asamblea Nacional, Alfredo Osorio, le salió al paso a las declaraciones de Muñoz diciendo que “él mismo se autoexcluyó” con sus declaraciones, pues en “UNT todo se consulta en el comité político”.

“No es cierto que Pablo Pérez tenga secuestrado al partido, nosotros, que contamos con un gobernador que es de nuestra institución y con alcaldes que gerencian algunas alcaldías nos reunimos con ellos, escuchamos sus opiniones. También nos reunimos con Manuel Rosales y escuchamos sus observaciones”, dijo.

Precisamente, Muñoz ha sido uno de los dirigentes más cercanos al entorno exgobernador del Zulia, hoy prófugo de la justicia venezolana.

Luego, los exdirigentes Rafael Villasmil, quien llegó a ocupar el cargo de director de Mercados Zulianos y Secretario de Maracaibo Oeste, en la gestión de Rosales y Pérez; y Samir Puentes, exdiputado suplente al Clez y excandidato de UNT a Alcaldía de Valmore Rodríguez, manifestaron su descontento contra el abanderado de UNT a quien señalaron de haberlos excluidos.

“Los resultados electorales del 7 de octubre fue el primer termómetro clarito de cómo el zuliano evaluó la gestión del gobernador Pablo Pérez (…)”, expresó Villasmil.
Por su parte, Puentes criticó a Pérez llamándolo “el gobernador de las excusas (…), Nos hemos dado cuenta como los recursos han llegado al Zulia. El estado Zulia recibe recursos, pero son mal invertidos”.

El 1 de noviembre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio inicio a la campaña y la dupla Pérez-Trejo apareció recorriendo las parroquias del oeste de Maracaibo, territorio que electoralmente habían recuperado con las parlamentarias del 26 de septiembre de 2010 y que tres meses después volvieron a perder con las municipales del 5 de diciembre.

Pero, qué está sucediendo a lo interno de UNT, una organización que tiene 17 años dirigiendo los destinos de Maracaibo y el Zulia, y que, luego en el 2006 pasó a convertirse en un partido nacional para apoyar a su candidato a la Presidencia de la República.

Hasta ahora, es el único partido opositor que ha estado tambaleándose en estos últimos meses por sus diferencias internas.

Para Jesús Castillo Molleda, politólogo de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), la migración de dirigentes de UNT hacia la candidatura de Arias Cárdenas eran factores que ya venían presentando problemas desde las primarias del 12 de febrero, pero “es una dirigencia muy solitaria que no suma gente que perdió fuerza dentro del mismo partido por comportamientos, diferencias y falta de compromiso para dedicarse a otra cosa”.

Otra de las razones es que “Pablo Pérez erró al querer convertir a UNT en AD y cuando intentó ponerle una etiqueta propia a su Gobierno se dieron las divisiones y un grupo se fue en su contra”, recordó.

El experto también señala que “la falta de apoyo en la movilización y de algunos programas” han generando esas desaveniencias internas de “las cuales tampoco escapa el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv)”.

Ahora bien, los resultados de las elecciones del 16-D dependen propiamente de las maquinarias de los candidatos por lo que, para Castillo Molleda, “Pablo está reconciliándose con los sectores que en un principio había excluido”.
“Si el Gobernador logra capitalizar la movilización, concentrarse en su estructura política donde le rindan cuentas y no cuentos tendrá la primera opción para ganar. No debe despreciar ningún en este momento incluyendo el de los municipios. Aparte de las diferencias que tiene su equipo con el de la Alcaldesa de Maracaibo”, añadió.

Y es que los problemas de UNT, no solo se centran en el Zulia, pues en la dirigencia nacional también salieron a la luz pública algunas diferencias.

El primero en desmarcarse del partido fue el diputado a la AN, William Ojeda, al criticar el programa de Gobierno propuesto por la MUD y el excandidato presidencial, Henrique Capriles, su reacción terminó en su expulsión de las filas de la tolda blanquiazul.

Luego, siguieron tres diputados suplentes, entre ellos, el exdirigente estudiantil, Ricardo Sánchez, quien aseguró ayer que fue excluido de la tolda tras haber criticado a la MUD por sus acciones durante la campaña para las presidenciales del 7 de octubre y que la decisión fue tomada por su presidente Omar Barboza y el secretario nacional y también miembro del Parlamento nacional, Enrique Márquez.

“Mientras Barboza y Márquez estén allí el partido no avanzará”, dijo. No obstante, Barboza expresó a este rotativo que “hay una campaña del oficialismo para producir, a unos días de las elecciones , declaraciones de algunas personas que conscientes de ello o no se convierten en instrumentos para que los confundidos o los que se hacen los confundidos se abstengan o voten contra la oposición”.

“En las primarias solo 900 mil votos obtuvo la tolda para Pablo Pérez. En ese momento, se criticó a todo el mundo, menos a Barboza y a Enrique Márquez (…) y lo mismo que digo yo, lo dijo Rosales, pero claro como yo no tengo el apellido Barboza, me toman como un salto de talanquera”, lamentó Sánchez.

Mientras las hojas del calendario para la contienda siguen cayendo, UNT sigue luchando para no navegar entre dos aguas que ponen en peligro los resultados del 16-D sobre todo en su bastión: el Zulia.

Priselen Martínez Haullier / pmartinez@panodi.com / Panorama

Anuncios

Explícanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s