“Vigilante que robó banco escapó con un cómplice”: Cicpc

Robinson Enrique Quintero Furrero, de 38 años, el vigilante que robó un millón 10 mil bolívares en el banco donde trabajaba, actuó con un cómplice, quien lo ayudó a escapar en una moto el pasado miércoles.

Así lo reveló, ayer, el comisario Luis Monrroy, jefe de la delegación Zulia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quien aseveró que las autoridades están realizando todas las experticias necesarias para dar con la identidad del cómplice y con el paradero de ambos hampones.

“Se está tramitando la orden de captura de Quintero y se está trabajando en la identificación de la persona que conducía la moto donde él escapó. Era imposible que estuviese solo y poder cargar con esa remesa”, explicó el comisario, vía telefónica.

Monrroy detalló que el celador fue buscado en la zona norte de Maracaibo y también en el sector El Marite y en la avenida 207, del barrio Zulia, donde presuntamente estaba residenciado.

El jefe policial precisó que a las 5:00 de la tarde del miércoles, Quintero, tras culminar su horario de trabajo, pidió el baño prestado y, al regresar, desenfundó un revólver calibre 38. Con el arma sometió a seis empleados, entre ellos el gerente y sacó el dinero de la bóveda.

Metió en un bolso grande la cantidad de un millón 10 mil bolívares, salió de la sucursal bancaria, subió como parrillero a una moto y huyó. Hasta ahora se desconoce su paradero.

Este asalto ocurrió en el banco Fondocomún, ubicado en la calle 72, con avenida 10, de Maracaibo.

La comisaria Odalis Caldera, secretaria de Seguridad y Orden Público, sostuvo, ayer, que en el currículo del vigilante dice que es oriundo de Caracas.

Presentó una carta de buena conducta expedida en la prefectura, en la que aparece como dirección de habitación barrio Las Casitas, sector El Guanábano, parroquia La Vega, municipio Libertador, de fecha 20 de octubre de 2012. También tiene un registro militar del 25 de octubre del 2012.

“El vigilante tenía, supuestamente, seis meses trabajando en la empresa Reacción Inmediata C. A. (Reinmca) y su ficha de ingreso asignado directamente al banco es de seis días. Llama la atención que si tenía seis meses en Reinmca, por qué sus referencias personales apenas datan de octubre”, se preguntó Caldera.

Se conoció, además, que el vigilante presentó tres referencias personales y dos laborales, en las que aseguraba que laboró por 4 años en Servimen y por 8 meses en otra empresa de vigilancia.

“La empresa está en la obligación de realizar una visita social para verificar si la dirección de habitación que aportó el solicitante al empleo era cierta. También debió verificar si sus referencias eran verídicas, tanto las laborales, como las personales. Hay que analizar todos estos elementos”, indicó Caldera.

El comisario Monrroy dijo que están trabajando en el análisis de las cámaras de seguridad internas del banco y también las externas para identificar al cómplice del vigilante.

Los jefes policiales, tanto Luis Monrroy como Odalis Caldera, no descartan la complicidad interna y la participación de otros implicados en el atraco.

“Existe una normativa de seguridad bancaria y un protocolo a seguir. Hay que averiguar por qué ese dinero estaba allí a la mano y si se siguieron los canales regulares y las medidas que se tomen en estos casos”, reiteró Caldera.

La jefa policial indicó que apenas se enteraron del suceso se realizó un cerco policial, pero no pudo localizarse al responsable del delito.

Quintero, antes de ser contratado, había dicho que era taxista y tenía tiempo sin empleo. En sus referencias decía que era soltero.

Ayer, en la sucursal bancaria, no abrieron por motivos de seguridad. En la parte externa se apreciaba un letrero que decía: “No estaremos operativos el día de hoy en esta agencia”.

La directiva de la sucursal se encontraba reunida y se negaron a ofrecer declaraciones, alegando que no estaban autorizados.

También en la empresa Reinmca, ubicada en Bella Vista con Cecilio Acosta, no hubo acceso al edificio ni declaraciones a la prensa.

Caldera hizo un llamado a las empresas de vigilancia a que revisen, de forma más detallada, el ingreso de personal a entidades bancarias, dado lo delicado del caso. “Vamos a solicitar una reunión con ellos”, informó.

Robinson Enrique Quintero Furrero, de 38 años, el vigilante que robó un millón 10 mil bolívares en el banco donde trabajaba, actuó con un cómplice, quien lo ayudó a escapar en una moto el pasado miércoles.

Así lo reveló, ayer, el comisario Luis Monrroy, jefe de la delegación Zulia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quien aseveró que las autoridades están realizando todas las experticias necesarias para dar con la identidad del cómplice y con el paradero de ambos hampones.

“Se está tramitando la orden de captura de Quintero y se está trabajando en la identificación de la persona que conducía la moto donde él escapó. Era imposible que estuviese solo y poder cargar con esa remesa”, explicó el comisario, vía telefónica.

Monrroy detalló que el celador fue buscado en la zona norte de Maracaibo y también en el sector El Marite y en la avenida 207, del barrio Zulia, donde presuntamente estaba residenciado.

El jefe policial precisó que a las 5:00 de la tarde del miércoles, Quintero, tras culminar su horario de trabajo, pidió el baño prestado y, al regresar, desenfundó un revólver calibre 38. Con el arma sometió a seis empleados, entre ellos el gerente y sacó el dinero de la bóveda.

Metió en un bolso grande la cantidad de un millón 10 mil bolívares, salió de la sucursal bancaria, subió como parrillero a una moto y huyó. Hasta ahora se desconoce su paradero.

Este asalto ocurrió en el banco Fondocomún, ubicado en la calle 72, con avenida 10, de Maracaibo.
La comisaria Odalis Caldera, secretaria de Seguridad y Orden Público, sostuvo, ayer, que en el currículo del vigilante dice que es oriundo de Caracas.

Presentó una carta de buena conducta expedida en la prefectura, en la que aparece como dirección de habitación barrio Las Casitas, sector El Guanábano, parroquia La Vega, municipio Libertador, de fecha 20 de octubre de 2012. También tiene un registro militar del 25 de octubre del 2012.

“El vigilante tenía, supuestamente, seis meses trabajando en la empresa Reacción Inmediata C. A (Reinmca) y su ficha de ingreso asignado directamente al banco es de seis días. Llama la atención que si tenía seis meses en Reinmca, por qué sus referencias personales apenas datan de octubre”, se preguntó Caldera.
Se conoció, además, que el vigilante presentó tres referencias personales y dos laborales, en las que aseguraba que laboró por 4 años en Servimen y por 8 meses en otra empresa de vigilancia.

“La empresa está en la obligación de realizar una visita social para verificar si la dirección de habitación que aportó el solicitante al empleo era cierta. También debió verificar si sus referencias eran verídicas, tanto las laborales, como las personales. Hay que analizar todos estos elementos”, indicó Caldera.

El comisario Monrroy dijo que están trabajando en el análisis de las cámaras de seguridad internas del banco y también las externas para identificar al cómplice del vigilante.

Los jefe policiales, tanto Luis Monrroy como Odalis Caldera, no descartan la complicidad interna y la participación de otros implicados en el atraco.

“Existe una normativa de seguridad bancaria y un protocolo a seguir. Hay que averiguar porqué ese dinero estaba allí a la mano y si se siguieron los canales regulares y las medidas que se tomen en estos casos”, reiteró Caldera.
La jefa policial indicó que apenas se enteraron del suceso se realizó un cerco policial, pero no pudo localizarse al responsable del delito.

Quintero, antes de ser contratado, había dicho que era taxista y tenía tiempo sin empleo. En sus referencias decía que era soltero.

Ayer, en la sucursal bancaria, no abrieron por motivos de seguridad. En la parte externa se apreciaba un letrero que decía: “No estaremos operativos el día de hoy en esta agencia”.

La directiva de la sucursal se encontraba reunida y se negaron a ofrecer declaraciones, alegando que no estaban autorizados.

También en la empresa Reinmca, ubicada en Bella Vista con Cecilio Acosta, no hubo acceso al edificio ni declaraciones a la prensa.

Caldera hizo un llamado a las empresas de vigilancia a que revisen, de forma más detallada, el ingreso de personal a entidades bancarias, dado lo delicado del caso. “Vamos a solicitar una reunión con ellos”, informó.

Areanny Bastidas / Maracaibo

Anuncios

Explícanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s