Piloto que elevó su casa como en la película ‘UP’ ahora cruzará el Atlántico

En la película ‘Up’, el viejo Carl Fredriksen decide romper su rutina y trasladar su casa a Sudamérica para cumplir el sueño de su esposa de vivir en Cataratas de Valparaíso. Como no quiere despegarse de su casa, que tanto le recuerda a su esposa que ha fallecido, ata cientos de globos a la edificación de madera y la echa a volar. Una escena memorable del cine que un hombre de carne y hueso acaba de volver realidad.

Jonathan Trappe logró elevar una casa, elaborada con materiales ultralivianos, hasta lo alto del cielo en el Festival Internacional de Globos realizado en México, este fin de semana. Su proeza fue apenas el comienzo de una hazaña mayor. El estadounidense, de 38 años, está empeñado en atravesar el Océano Atlántico con este particular medio de transporte en una travesía de más de 4.000 kilómetros sobre el mar, a merced del viento y la lluvia.

El aventurero saldrá de Maine, Estados Unidos, y tiene previsto aterrizar en París, Francia. Para semejante viaje, que será en junio del próximo año, Trappe empleará 365 grandes globos con un estimado de 106.000 metros cúbicos de helio.

Mientras llega el día del despegue está aprendiendo a navegar en balsa por si algo sale mal y tiene que aterrizar de emergencia en alta mar. Entre sus provisiones también piensa transportar una bala con oxígeno, alimentos y agua potable. Tan solo en los preparativos, Trappe ha gastado 170.000 dólares, pero estima que necesita otros 120.000 más para cumplir su hazaña.

Esta no es la primera vez que Trappe intenta imitar la escena de ‘Up’. En 2010 cruzó el canal de La Macha sentado en una silla sujeta por un conjunto de globos. En su hoja de vida como aventurero también ha superado pruebas como ascender con este tipo de globos por encima de los Alpes, en el trayecto de más altura jamás conseguido.

Trappe volará a 25.000 pies de altura, superando su récord anterior mundial de altitud de 21.600 pies. Y aunque otras cinco personas han muerto en el proceso de atravesar en globo el Atlántico, él no tiene miedo. La última víctima fue el sacerdote brasileño Adelir Antonio de Carli que desapareció en abril de 2008.Su cuerpo fue recuperado más tarde por un buque petrolero.

“Se trata de vivir una vida interesante y llena de retos. Quiero que un día podamos mirar hacia atrás y decir: la humanidad fue capaz de romper sus límites. Nada la detuvo”, le dijo Trappe al diario británico Daily Mail.

Semana

Anuncios

Explícanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s