Caracas: Globos del deseo se venden como pan caliente pese a prohibición

globosG-400x225

Con el letrero de “agotados” es lo primero que se consiguen los clientes en el stand de los globos del deseo, en la Feria Navideña del Teatro Teresa Carreño.

El representante de la marca indicó que “ya no hay los de forma de corazón” y que para el día del Espíritu de la Navidad está pidiendo que le llevan “más de color anaranjado”.

“La gente los usa para las bodas, cumpleaños, aniversarios. En Navidad se están vendiendo muchísimo, porque están de moda”, dijo el representante de la marca, quien prefirió no mencionar su nombre.

Y es que los Mini Globos Aerostáticos, Koom Fay o lámparas chinas, como también se les conoce, se están vendiendo como pan caliente, pese a que el Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital prohibió su venta y uso en Caracas a principios de este mes.

En ese momento, el comandante William Martínez argumentó que los globos del deseo representaban el riesgo de hacer combustión por sus componentes y los tildó de “peligrosos”.

Por su parte, la empresa Globos del Deseo, con sede en el estado Lara, siguió comercializándolos porque, según indicaron, cumplieron con todos los permisos.

Al respecto Sabrina Fumero, vocera de la empresa, precisó vía telefónica, que “cuando se hizo pública la prohibición, fuimos hasta los Bomberos de Barquisimeto y ellos hicieron todas las pruebas y nos dieron el visto bueno”.

Agregó que Globos del Deseo es una marca registrada desde marzo de 2012 en el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (Sapi).

Apuntó que “la empresa tiene sus permisos” y que “el producto es elaborado en papel de arroz con tratamiento antifuego, aro de soporte de bambú y fiberglass -para el soporte de la mecha de origen animal-, no utiliza combustible derivado del petróleo ni pólvora, es un producto 100% biodegradable y de duración máxima de 9 minutos”. Es decir, “lo prendes, planea, cae y se desintegra”, manifestó Fumero.

Advirtió que en el mercado se está comercializando otro tipo de globos, similares a los que ellos fabrican, “que son de elaboración casera con papel inflamable y aro de metal, que al chocar pueden producir cortocircuitos e incendiarse”.
Llamó a las clientes a usarlos siguiendo las instrucciones de su empaque y aconsejó que para saber si se va a comprar el original, deben ver que el envoltorio contenga la historia, instrucciones y los datos de la empresa.

Últimas Noticias

Anuncios

Explícanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s