Los excesos de las fiestas decembrinas ‘restarían’ horas de vida, según estudio

navidad

Un estudio publicado hoy en la edición navideña del British Medical Journal señala que cuando se come y se bebe demasiado, como ocurre frecuentemente en las fechas navideñas, se pierden horas de vida.

“Actividades como fumar, beber un par de copas, comer carne roja, puede restar al menos media hora de vida por cada día de exceso”, señala David Spiegelhalter, un estadístico de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y autor del estudio.

En este estudio Spiegelhalter ha querido encontrar una manera sencilla de comunicar el impacto de nuestro comportamiento en la esperanza de vida y para ello ha utilizado una nueva medida a la que ha denominado ‘microvida’ y que define como media hora de esperanza de vida: “Equivale a una millonésima de vida después de los 35”, explica.

El investigador, usando datos de estudios de población, calcula que una ‘microvida’ puede perderse por fumar dos cigarrillos, tener cinco kilos de sobrepeso, beber una segunda o tercera copa en un día, ver dos horas la televisión o comer una hamburguesa.

Por el contrario, se pueden ganar ‘microvidas’ no tomando más de una bebida alcohólica al día, comiendo abundante fruta y vegetales y haciendo ejercicio, añade.

Según Spiegelhalte, los factores demográficos también pueden expresarse en ‘microvidas’. Por ejemplo, solo por ser mujer se ganan cuatro ‘microvidas’ al día en comparación con los varones; y los hombres suecos tienen 21 ‘microvidas’ más al día que los rusos. Vivir en 2010 en vez de 1910 supone una ganancia de 15 ‘microvidas’ diarias.

El estadístico señala que esta forma de comunicación dirigida a una audiencia no académica permite al público ver más claramente los riesgos de ciertos hábitos y está inspirada en la metáfora ‘velocidad de envejecimiento’, que, en su opinión, ha sido muy efectiva en las campañas para que la gente deje de fumar.

Panorama.com

Lavar los platos no elimina el norovirus, que provoca problemas estomacales, según un estudio

noro

Los lavaplatos comerciales pueden matar las bacterias cotidianas, pero no el norovirus, la causa de gastroenteritis y de muchas enfermedades transmitidas por los alimentos en todo el mundo, según un estudio reciente y una publicación de HealthDay News.

Aunque las directrices de la industria de los restaurantes para la limpieza de los platos y los cubiertos eliminan las bacterias, no son efectivas contra el norovirus, señalaron investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. Hallaron que el virus puede soportar el lavado tanto manual como mecánico.

“Sabemos que cuando los establecimientos alimentarios públicos siguen los protocolos de limpieza, hacen un muy buen trabajo al eliminar las bacterias”, aseguró en un comunicado de prensa de la universidad el líder del estudio Melvin Pascall, profesor asociado del departamento de ciencias y tecnologías alimentarias. “Ahora podemos ver que los protocolos son menos efectivos para eliminar y matar los virus, y esto podría ayudar a explicar por qué todavía hay tantas enfermedades provocadas por la contaminación cruzada de los alimentos”.

Para el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista PLoS One, los investigadores contaminaron crema de queso y leche desnatada con un norovirus, con E. coli o con Listeria, tres causas comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos. Entonces, se aplicó esos productos lácteos a utensilios de acero inoxidable, a platos de cerámica y a vasos. Los utensilios se lavaron a mano o en un lavaplatos siguiendo los protocolos de higienización que usan cloro y un compuesto de amonio cuaternario (un detergente germicida).

Tanto lavar a mano como en el lavaplatos redujo a la E. coli y a la Listeria a niveles seguros. Aunque los lavaplatos fueron más efectivos para eliminar bacterias y virus potencialmente nocivos, los investigadores hallaron que ninguno de los dos métodos de limpieza logró reducir la presencia del norovirus.

“Aunque los protocolos pudieron matar algunos de los virus, el norovirus es altamente contagioso, e infectar a los humanos conlleva apenas unas cuantas partículas virales”, anotó Jianrong Li, profesor asistente de virología alimentaria. “Estos resultados indicarían que ni los detergentes ni los desinfectantes usados en los protocolos actuales de limpieza son efectivos contra el norovirus en las concentraciones en que se usan actualmente”.

“La higienización y manejo adecuados siguen siendo el factor individual más importante para prevenir la contaminación cruzada de los alimentos y los platos en los establecimientos que ofrecen comida”, enfatizó Pascall. “Sin embargo, parece que debemos identificar mejores agentes o métodos para reducir significativamente la presencia del norovirus, y trabajar para actualizar los protocolos”.

Los investigadores anotaron que el norovirus es responsable del 90 por ciento de los casos no bacterianos de brotes de gastroenteritis.

El norovirus, que puede contaminar los alimentos o el agua con facilidad, se propaga rápidamente en poblaciones confinadas, por ejemplo en los cruceros, los dormitorios y las prisiones. Según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., cada año el norovirus provoca un estimado de 91,000 visitas a la sala de emergencias y 23,000 hospitalizaciones por diarrea grave entre los niños menores de cinco años.

Los investigadores dijeron que planean evaluar la efectividad de los métodos de limpieza contra los virus de la hepatitis A y de la influenza.

Panorama.com

Falta de vitamina D causa somnolencia: estudio

nino-dormir-1-z

Si te duermes durante el día, quizás sea debido a que tus niveles de vitamina D son excesivamente bajos, según las conclusiones de un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine. Para el estudio, los científicos trabajaron con 81 pacientes en clínicas del sueño que se quejaban de problemas de sueño y dolor inespecífico.

La mayoría de los sujetos fue diagnosticado de apnea obstructiva del sueño. Midiendo sus niveles de vitamina D en una muestra de sangre y determinando la somnolencia que padecían con la Escala de Somnolencia de Epworth, los investigadores encontraron una correlación significativa entre ambos factores, informó la revista Muy Interesante.

Además, la correlación resultó ser más bastante intensa en determinadas razas. Concretamente, en los pacientes de raza negra se detectaron mayores niveles de vitamina D asociados con un mayor nivel de somnolencia. Según los autores, esta relación es lógica porque una mayor pigmentación de la piel es un factor de riesgo para un bajo nivel de vitamina D.

Panorama.com

Hicieron un marcapasos biológico con músculos del corazón

marcapasoss

Científicos han conseguido construir un marcapasos que bien podría llamarse biológico, al convertir parte del músculo del corazón en células capaces de regular los latidos.

Los latidos son controlados por señales eléctricas que, al fallar, podrían tener fatales consecuencias.

Investigadores estadounidenses inyectaron un virus genéticamente modificado en conejillos de indias y consiguieron convertir partes de su corazón en un nuevo y funcional marcapasos.

El estudio fue publicado en la revista Nature Biotechnology.

El corazón humano está compuesto por miles de millones de células. De ellas, dicen los investigadores, menos de 10.000 son responsables de controlar los latidos.

Tanto la edad como las enfermedades pueden provocar que el bombeo del corazón sea demasiado rápido o demasiado lento, o incluso ocasionar que se detenga por completo, en lo que se conoce como paro cardíaco.

La solución en estos casos: implantar un marcapasos que trabaja con baterías y mantiene al corazón en marcha.

Pero ahora el equipo de investigadores del Instituto Cedars-Sinai Heart ha encontrado otra solución al intentar restaurar la capacidad propia del corazón para dictar el ritmo de los latidos, mediante la creación de nuevas células.

Para ello, infectaron las células del músculo del corazón con un virus que contenía el gen conocido como Tbx18, que normalmente está activo cuando se forman las células que regulan los latidos durante el desarrollo normal de un embrión.

Una vez infectadas, las células se volvieron más pequeñas, delgadas y largas a medida que adquirían los “rasgos distintivos de las células marcapasos”, se lee en el informe.

Cuando el virus fue inyectado en una región específica de los corazones de los siete conejillos de indias, cinco de ellos mostraron latidos que habían sido originados por su nuevo marcapasos.

Uno de los investigadores, el doctor Hee Cheol Cho del Cedars-Sinai, dijo a la BBC que espera que el mismo método funcione con el corazón humano, puesto que utilizaron un gen humano (Tbx18) para generar el efecto.

Sin embargo, se necesitarán muchas más pruebas con animales antes de que la técnica pueda ser considerada en humanos.
Cho explica: “Los dispositivos electrónicos se limitan a la duración de la batería”.

“Complicaciones como el desplazamiento, la rotura o el enredo de los cables son comunes y pueden ser catastróficas. La incidencia de infecciones bacterianas por causa de los dispositivos continúa en aumento y los pacientes pediátricos tienen el problema de que el dispositivo no ‘crece’ ellos”.

“Todos estos problemas pueden ser resueltos con un marcapasos biológico”.

El profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la Fundación Británica del Corazón, explicó que “la capacidad de transformar células comunes en células marcapasos de esta manera es muy novedosa y científicamente fascinante.

“Esto abre la tentadora posibilidad de utilizar la terapia celular para restaurar el ritmo cardíaco normal en las personas que de otro modo necesitarían marcapasos electrónicos”.

“Sin embargo, aún hace falta mucha más investigación para saber si estos hallazgos podrán ayudar a las personas con enfermedades del corazón en el futuro”.

Nature Biotechnology

Universidad de Carabobo construirá primera planta piloto de marcapasos

marcapaso-300x176

La Universidad de Carabobo (UC) inició la construcción de la infraestructura de la primera planta piloto del país y la segunda de Sur América que fabricará marcapasos implantables y que funcionará en los espacios de la antigua sede del área de posgrado, ubicada en Mañongo, así lo publicó la periodista Beatriz Oliva de El-carabobeño.com.

Jessy Divo de Romero, rectora de la UC, informó que la demanda de marcapasos en el país es de aproximadamente de 26 mil piezas al año pero solo se satisface la necesidad de 15 mil personas, debido al alto costo de cada unidad. Aseguró que estiman fabricar 28 mil piezas anuales a un costo 50 por ciento por debajo del mercado. “En alianza con el Gobierno nacional, la universidad inició el primer avance de la construcción y dentro de unos meses estaremos inaugurando esta importante obra”.

La máxima autoridad universitaria destacó que la planta se desarrollará en tres fases: la construcción de la infraestructura física a cargo de la UC, el financiamiento del proceso productivo que será concretado por el Gobierno nacional y la puesta en marcha de la misma, que tendrá una extensión de 700 metros cuadrados aproximadamente.

LaPatilla.com

Descubren un mecanismo para impedir que el sistema inmune destruya el hígado

Un grupo de investigadores españoles del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) halló un mecanismo para impedir que el sistema inmune destruya el hígado en caso de infección, lo que podría tener “importantes implicaciones” prácticas.

cancer-higado_TINIMA20121008_0406_21

Los resultados de este estudio, dirigido por la científica Guadalupe Sabio, fueron publicados en la revista Journal of Clinical Investigation, informó hoy el CNIC en una nota de prensa.

En concreto, el equipo de Sabio identificó una nueva vía de señalización que controla la producción de TNF, una citoquina, responsable del crecimiento y la diferenciación de distintos tipos de células e implicada en diferentes procesos patológicos.

Cuando el sistema inmune tiene que luchar contra algún tipo de infección pone en marcha una serie de células encargadas de localizar y destruir los microrganismos que están atacando al organismo, explicó Sabio.

Para ello, es necesario que aumente el nivel en sangre de la proteína TNF.

“Como todo en esta vida, el exceso es perjudicial y demasiada TNF puede llegar a destruir el hígado y causar la muerte”, señaló.

Así, este equipo de investigadores logró descubrir una estrategia que evita el exceso de la proteína y, por lo tanto, el consecuente daño al hígado.

Los científicos demostraron que dos kinasas concretas regulan la cantidad de TNF.

El hallazgo tiene pues importantes implicaciones prácticas, ya que se podría lograr reducir los niveles en sangre de la proteína sin modificar la actividad del gen del TNF, según el CNIC.

“Cualquier fármaco que impida la actividad de dichas kinasas conseguiría que los niveles de la proteína se rebajaran lo suficiente como para dejar de ser letales”, detalló Sabio.

EFE