Expertos advierten sobre los peligros de usar “piercing” en la lengua

piercin

Expertos advierten sobre los peligros de las joyas magnéticas que los adolescentes usan en la lengua, que pueden conducir a graves complicaciones.

Los balines magnéticos pueden ingerirse accidentalmente y causar perforación gástrica.

La advertencia surge después de varios casos de jóvenes que accidentalmente se han tragado los imanes, provocándose una perforación gástrica potencialmente letal.

Todo parece estar vinculado a una práctica que parece estar de moda entre los adolescentes: el uso de joyas con imanes que, colocadas en la lengua, dan la apariencia de ser un piercing, pero sin la perforación.

Se trata de dos piezas, que parecen balines, que se colocan en la parte superior e inferior de la lengua y quedan adheridas magnéticamente.

Pero si el usuario las ingiere accidentalmente pueden llegar al intestino y allí adherirse causando una perforación con consecuencias graves y problemas potenciales para toda la vida.

El ácido que desprenden las piezas de metal también puede ser peligroso.

El director del colegio St Matthew’s Roman Catholic en Inglaterra, alarmado por cuatro casos de alumnos lesionados con esta joyería, envió una carta de advertencia a los padres y estudiantes sobre los peligros de esta nueva moda.

Complicaciones letales
Desde hace tiempo las autoridades en Estados Unidos y Canadá han publicado varias alertas sobre el riesgo de los juguetes que contienen pequeñas piezas magnéticas que los niños pueden ingerir.

Cuando se trata de una sola pieza ésta puede pasar espontáneamente por el intestino. Pero si se ingieren dos o más imanes las consecuencias pueden ser fatales.

Y los adolescentes parecen estar ahora diseñando sus propias versiones de accesorios para la lengua con aretes y balines magnéticos similares a los que se usan en los juguetes.

En la carta dirigida a los padres de su colegio, el director Kevin Hogan expresó que “hemos hablado con todos los alumnos sobre este asunto y les hemos advertido de las consecuencias potencialmente perjudiciales de ingerir estos imanes”.
“Si su hijo se traga accidentalmente uno o más de estos imanes debe buscar ayuda médica de inmediato”.

Por su parte, los doctores Anil Thomas George y Sandeep Motiwale, del Centro Médico Queen’s en Nottingham, Inglaterra, escribieron una carta a la revista The Lancet pidiendo a los médicos que asesoren a los padres sobre estos peligros.
Los expertos explican los casos de dos niños en Inglaterra internados en el hospital para ser sometidos a cirugía para extraer imanes que habían ingerido.

Los adolescentes usan imanes para simular la moda de piercing en la lengua.

“Los padres necesitan tener conocimiento del riesgo potencial de una perforación gástrica silente y una fístula debido a la ingestión accidental de imanes en los niños” escriben los médicos.

“La ingestión accidental de cuerpos magnéticos foráneos, que en el pasado era algo raro, se ha vuelto cada vez más común debido a la creciente disponibilidad de juguetes con elementos magnéticos”.

“Un imán solitario puede pasar por el intestino espontáneamente. Sin embargo, la ingestión de múltiples imanes o de un solo imán junto con otra pieza metálica puede provocar que éstos se adhieran a fuerzas de hasta 1.300G (gauss), comprimiendo el intestino en el entremedio y conduciendo a una subsecuente fístula y perforación” agregan los expertos.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos publicó una advertencia el año pasado después del caso de Lauren García, una joven de 13 años en Colorado, que tuvo que ser sometida a cirugía por varias perforaciones gástricas causadas por balines magnéticos.

La comisión expresó que los imágenes pueden provocar pequeñas perforaciones estomacales e intestinales, bloqueo intestinal, envenenamiento de la sangre e incluso muerte.

Agencias / Londres / Panorama

Anuncios

La obesidad mata más gente que el hambre

gordo(1)

Uno de los mayores estudios en salud llevados a cabo hasta la fecha en todo el mundo señala que muere más gente por las consecuencias de la obesidad que de no tener suficiente para comer.

El reporte “La carga global de las enfermedades”, publicado en la revista especializada The Lancet, estudia las principales causas de muerte en 2010 y las compara con los datos recogidos hace 20 años, cuando la desnutrición era la principal causa de enfermedad.

El informe refleja que más de tres millones de personas en todo el mundo murieron por causas relacionadas con la obesidad, tres veces más que aquellos que murieron debido a la desnutrición.

Aun así el reporte afirma que los problemas de malnutrición en África siguen causando numerosas muertes prematuras.

Agencias / Londres / Panorama

¿Sabías que dormir poco engorda?

dormir(9)

Dormir poco engorda. Esta es una circunstancia que se ha probado científicamente en varios estudios. Pero ahora, las investigaciones han comenzado a demostrar que tener sobrepeso, concretamente un abdomen obeso, también es un problema para conciliar el sueño o mantener un sueño profundo.

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins y que se presentó en el último Congreso de la Asociación Americana del Corazón, demostró que los individuos que habían perdido peso, ya fuera con una dieta o con la combinación de dieta y ejercicio, sumaban a todos los beneficios esperados una mejoría en la calidad del sueño.

Después de seguir durante seis meses a 77 personas obesas que hacían una dieta concluyeron que los que conseguían una pérdida de peso de aproximadamente siete kilogramos también conseguían una reducción de la grasa abdominal de un 15%, lo que suponía un incremento de la calidad del sueño en casi un 20%.

La clave de la mejoría del sueño fue, según el estudio, la reducción de la grasa de la zona del abdomen, y esto sucedía en todas las personas, independientemente de la edad y el género y del tipo de dieta que hubieran seguido. Para sus autores, la grasa abdominal es particularmente peligrosa desde el punto de vista metabólico para la salud. Según explican, la grasa abdominal es “casi como un organismo vivo y produce proteínas que causan inflamación”.

La obesidad añade presión al corazón y los pulmones que tienen más problemas para respirar y conseguir oxígeno durante el sueño, y se produce la conocida apnea del sueño. “Cuando tienes apnea del sueño –dicen los autores- te despiertas frecuentemente en medio de la noche y pasas el día siguiente agotado y de mal humor”. Perder unos siete kilos es suficiente para solucionarlo.

Panorama.com

Hay que darle azúcar al bebé para que no le duela la inyección

bebito(1)

Mary Poppins parece que tenía razón. ¿Se acuerdan cuando cantaba aquello de “con un poco de azúcar esa píldora que os dan pasará mejor”? La niñera mágica contaba en sus canciones lo que varios estudios han confirmado en los últimos años: una cucharada de azúcar diluida en agua hace que los bebés pasen mejor por el amargo momento de recibir una inyección.

El último investigador que se postula en esta línea es el doctor Manal Kassab, del departamento de Salud Maternal y del Niño de la Universidad Jordana de Ciencia y Tecnología, aunque avisa de que todavía se necesitan más estudios. “Parece que un poco de azúcar puede proporcionar una cierta comodidad para los bebés durante las inmunizaciones”, explica.

Para llegar a esta conclusión, publicada en las páginas de ‘Cochrane’, el docto Kassab y su equipo realizaron una investigación sistemática de 14 estudios anteriores y un total de 1.551 niños con edades comprendidas entre un mes y un año.

Entre el nacimiento y los primeros 18 meses de vida los bebés pueden pasar hasta por unas 15 inyecciones con el fin de proteger contra diversas enfermedades infecciosas, como el sarampión, las paperas y la rubeola.

Tal y como explica el doctor Kassab, “analizados todos estos estudios, y a pesar de que cada uno jugaba con unas concentraciones de azúcar diferentes y con varias medidas de dolor (las agujas más cortas producen más daño), lo que fue claro es que dar a los bebés algo dulce un par de minutos antes de las inyecciones puede hacer que dejen de llorar o que lo hagan mucho menos mientras pasan por ese momento en comparación con los niños que no lo tomaban”, indica este investigador.

Eso sí, Kassab ve prematuro decir que el azúcar puede reducir el dolor. “Parece claro que lo alivia y los niños se sienten más cómodos, pero todavía se necesitan más datos para saber en qué medida ayuda a enfrentarse al dolor y qué dosis se necesitan, pues todavía no existen estudios que revelen qué cantidad es más efectiva para actuar a modo de analgésico”, afirma. Aun así, Kassab comenta que los resultados son “prometedores, ya que la evidencia parece clara: lloran menos o no lloran”.

Estos datos se encuentran en la senda de los últimos estudios sobre el tema. “Actualmente se suele recurrir al uso de un cuentagotas para poner unas pocas gotas de agua con azúcar para rebajar el dolor. ¿Cómo actúa el azúcar? Posiblemente puede ayudar a reducir el dolor mediante la activación de la liberación de sustancias químicas o poniéndose en contacto con los receptores del gusto que inducen la sensación de confort”, señala este investigador.

Pero para Kassab todavía queda mucho que investigar. “Las nuevas investigaciones se tienen que concentrar en las dosis y la forma de administrar el compuesto de azúcar más agua. Además, necesitamos más información y ensayos bien realizados en niños menores de un año”, resumió el doctor Kassab.

Panorama.com

Diurético podría mejorar algunos trastornos del autismo: estudio

autismo(4)

Un diurético podría atenuar la severidad de algunos trastornos del autismo, afirma un estudio de investigadores franceses publicado el martes en París.

El estudio se realizó con 60 niños, de entre tres a 11 años, afectados por autismo, incluyendo el síndrome de Asperger.
Los niños recibieron, por sorteo y durante tres meses, o bien un diurético (1 miligramo de bumetanida al día) para “reducir los niveles de cloro” en las células, o bien un placebo.

Los niños fueron seguidos durante cuatro meses. En el cuarto mes, no recibieron ningún tratamiento.

La severidad de los trastornos autistas fueron evaluados al principio del estudio y al final del tratamiento.

Pese a que el tratamiento no es curativo, se comprobó en las tres cuartas partes de los niños tratados una disminución de la severidad de los trastornos autistas, según los investigadores del Instituto Nacional de Salud e Investigación médica francés (INSERM).

Al fin del tratamiento, algunos de los trastornos volvieron a aparecer, según la investigación publicada en la revista “Translational Psychiatry”.

“Aunque no se puede curar la enfermedad, el diurético atenuó la severidad de algunos trastornos del autismo en la mayoría de los niños”, indicó Yehezkel Ben Ari, uno de los coautores del estudio, junto al psiquiatra infantil Eric Lemonnier, especialista de esa enfermedad.

Los especialistas señalaron en particular una mejora en la atención y en el contacto social.

Los investigadores, que señalaron la importancia de seguir profundizando su trabajo, subrayaron también la necesidad de evaluar el efecto a largo plazo de este tipo de tratamiento.

AFP / París

Falta de oxígeno ante de nacer podría estar relacionada con hiperactividad en niños: estudio

fotonoticia_20121210095737_500

Los niños que estuvieron expuestos en el útero a condiciones de hipoxia isquémica (IHC, en sus siglas en inglés), situaciones en las que se priva al cerebro de oxígeno, tienen significativamente más probabilidades de desarrollar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) más adelante en la vida en comparación con los niños que no sufrieron esa falta de oxígeno antes de nacer, según un estudio de Kaiser Permanente publicado en la revista ‘Pediatrics’.

Los resultados de esta investigación, en la que se examinaron los registros médicos electrónicos de casi 82.000 niños menores de 5 años, sugieren que estos eventos durante el embarazo pueden contribuir a la ocurrencia de TDAH por encima de las ya conocidas influencias familiares y genéticas de la enfermedad. Según el estudio, la exposición prenatal a IHC, especialmente asfixia al nacer, síndrome de dificultad respiratoria neonatal y preeclampsia, se asoció con un riesgo 16 por ciento mayor de desarrollar TDAH, informó Europa Press.

Específicamente, la exposición a la asfixia del nacimiento se relacionó con un riesgo 26 por ciento mayor de desarrollar TDAH; al síndrome de dificultad respiratoria neonatal, con un riesgo 47 por ciento mayor, y a la preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo), con un 34 por ciento mayor de riesgo. El mayor riesgo de TDAH sigue siendo el mismo en todos los grupos raciales y etnias, añaden los autores.

“Estudios anteriores han encontrado que la lesión hipóxica durante el desarrollo fetal conduce a importantes lesiones cerebrales estructurales y funcionales en la descendencia”, dijo el autor principal del estudio Darios Getahun, del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente en el Sur de California (Estados Unidos). “Sin embargo, este estudio sugiere que el efecto adverso de la hipoxia y la isquemia en el desarrollo cerebral prenatal puede dar lugar a problemas funcionales, como el TDAH”, matiza este experto.

Los investigadores también hallaron que la asociación entre IHC y el TDAH fue más fuerte en los nacimientos prematuros y que los que venían de nalgas, en posición transversal (hombros primero) o tenían complicaciones del cordón están relacionados con un 13 por ciento más de riesgo de TDAH, asociaciones que se encontraron incluso después de controlar la edad gestacional y otros factores de riesgo potenciales.

“Nuestros hallazgos podrían tener implicaciones clínicas importantes, podrían ayudar a los médicos a identificar a los recién nacidos con alto riesgo que podrían beneficiarse de la vigilancia y el diagnóstico temprano, cuando el tratamiento es más eficaz. Sugerimos a futuras investigaciones que se centrenn en las condiciones pre y posnatal y las asociaciones con resultados adversos, como el TDAH”, subrayó Getahun.