¿Si tengo pareja estable debo hacerme el examen de VIH?

Foto: Referencial

“Las mujeres tenemos que salir de la idea del amor ideal y el romanticismo de la vida amorosa, para enfrentar lo que la realidad nos revela: la infidelidad como parte del comportamiento sexual de las personas”, responde la psicóloga Mariana Fagalde, directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico.

Suena crudo y alarmante, pero las cifras demuestran que el VIH-SIDA ha crecido considerablemente en la población femenina en los últimos años. Se dice que si antes había una mujer infectada por cada 12 hombres, hoy esa cifra es de una por cada 5 varones.

Según describe la doctora Patricia Vásquez, Jefa del Servicio de Infectología del Hospital San Juan de Dios, muchas mujeres adquieren el virus de una pareja estable y que algunas, solo se enteran cuando se realizan el examen durante el control de embarazo, cuando su pareja se enferma o, incluso, cuando ellos fallecen.

Es que claro, una pareja estable se asocia a compromiso, estabilidad, seguridad y sobre todo, fidelidad. Entonces, jamás pasa por la mente ser portadora o desarrollar el VIH ni menos que sea necesario hacerse el test.

De ahí, la propuesta de la psicóloga de incitar a las mujeres a sacarse la venda de los ojos, develar el mito y tomarse esta enfermedad como un tema de salud que sobrepasa la confianza y el pacto de fidelidad con el cónyuge.

“Los seres humanos tenemos que ser capaces de enfrentar la vida en forma honesta y enfrentando que la sexualidad no se puede manejar desde la moral, las buenas costumbres o la religión”, destaca Mariana Fagalde.

Porque un momento de pasión desenfrenada y sexo sin protección es suficiente para que la vida cambie en forma rotunda y esto sucede todos los días, independiente del estado civil, género, orientación sexual y clase social.

Cualquiera, que decida aventurarse en una situación erótica sin protección cae en el grupo de riesgo de contagio, quiéralo o no.

Patricia Vásquez, que también es miembro del directorio de la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf), revela cifras que muestran que a nivel mundial, más del 50% de los casos corresponden a mujeres. En el país, dice, que representan el 16% del total de personas infectadas.

“Lamentablemente, hemos visto que la mayoría de ellas se contagian de su pareja estable”, afirma.

Agrega que las mujeres son un grupo de gran vulnerabilidad porque no pasa por ellas la decisión de usar preservativo y además, están expuestas a violencia intrafamiliar. “Tenemos que empoderar a las mujeres, que conozcan y hagan respetar sus derechos, demanden, se protejan y dejen de estar amarradas por el tema económico”, anima.

En ese sentido, menciona que el uso del condón femenino desechable como una herramienta, que ayuda en la prevención cuando las mujeres están expuestas a estas situaciones adversas.

“Pero es caro y está muy poco difundido a nivel de profesionales. Es un tubo de plástico que tiene un anillo que queda inserto en el útero y se afirma en la vagina. Es práctico y se puede colocar antes de tener el coito. Además, mientras más se difunda y use, su precio debiera bajar”, enseña.

Cómo plantear la prueba

Si bien el Sida no tiene cura existen tratamientos que pueden ser efectivos para que el virus no se manifieste. Es decir, la terapia retroviral será más efectiva cuando antes se inicie. Ese, es el principal argumento para decidirse a plantear el examen en las parejas estables que llevan más de 10 años juntos, pero también en las que recién comienzan a salir.

“Lo que sucede es que muchos de los infectados son portadores y ni siquiera lo saben. Tu pareja puede haberlo adquirido antes y entrar en una relación contigo con el VIH. Por tanto, no siempre es un tema de infidelidad”, advierte Patricia Vásquez.

En ese sentido, la psicóloga de la Universidad del Pacífico, llama a no poner el tema de la confianza o la desconfianza en la pareja porque hacerlo de esa forma, ella lo ve como una trampa que no permite enfrentar la realidad.

“Si la indicación de los organismos que velan por la salud pública dicen que es importante hacerse el examen del VIH no se debe someter a criterios ideológicos, políticos, religiosos, morales ni románticos”, subraya.

En ese sentido, Mariana Fagalde afirma que los valores y principios morales, políticos no controlan el VIH, por tanto, llama a no mezclar un tema de salud con una historia de amor.

Agencias

Anuncios

Fortalecimiento del suelo pélvico mejora las relaciones sexuales: especialista

La fisioterapia especializada en suelo pélvico es una realidad que cada día se extiende más en nuestra sociedad. Los expertos ven fundamental y necesario cuidar y mantener en forma esa parte del cuerpo. No sólo es recomendable para ayudar a las mujeres durante el embarazo, parto y post-parto, sino que también previene la incontinencia urinaria tan frecuente en mujeres de mediana y avanzada edad. Pero no sólo eso, los expertos aseguran además, que ayuda a resolver disfunciones sexuales y a mejorar la calidad de las relaciones.

“El suelo pélvico es una pieza clave en las relaciones sexuales tanto en el hombre como en la mujer. Forma parte del mecanismo de la erección y control eyaculatorio en el hombre y en la intensidad y calidad del orgasmo en la mujer”, asegura a el diario El Mundo, Antonio Meldaña , fisioterapeuta especialista en urogineproctología y dolor.

Aunque es un trabajo más enfocado hacia las mujeres, se puede aplicar también desde niños a partir de cinco años hasta personas mayores. “Sólo se necesitan pacientes motivados y que puedan comprender pautas e indicaciones sencillas”, asegura este experto. Para hacer ejercicios de este tipo, en principio, no hay contraindicaciones. El objetivo es, según Meldaña, mejorar el conocimiento, el control y la función de estos músculos así como la función sexual.

El suelo pélvico está compuesto por un grupo de músculos que conviene reforzar y tonificar como cualquier otro músculo más del cuerpo. “Es un músculo más que hay cuidar y ejercitar”, afirma Carmen Picón, fisioterapeuta especializada en obstetricia y uroginecología de Clínicas Ginemed en Sevilla.

España, cuenta la especialista, está atrasada con respecto a otros países como Francia, donde estos ejercicios se realizan de rutina en muchos hospitales. Pero, pese a este retraso, cada vez son más los sitios especializados, tanto centros de fisioterapia como hospitales, donde se ofrece este servicio. “Es un trabajo de fisioterapia. No hay medicación, tan sólo trabajo físico en el que, además, aprendes a conocer tu propio cuerpo”, mantiene Picón. Pero matiza: “Lo más importante es el trabajo multidisciplinar junto con los ginecólogos y otros profesionales del centro”.
Embarazo, incontinencia y sexo

Por su parte, Estela Pérez, fisioterapeuta de iQtra, en el Hospital USP San José de Madrid, asegura que “el buen estado del suelo pélvico influye en la calidad de vida de las mujeres de forma notable, y ello lo aprecian aquéllas que, tras sufrir alguna molestia, han conseguido disminuirla o eliminarla gracias al trabajo consciente y supervisado”.

Hay etapas en la vida de las mujeres donde el suelo pélvico sufre de manera especial. Tal es el caso del embarazo, parto y pos-parto; y, posteriormente, todo el periodo de la menopausia. Por ello, “mantener un correcto estado de la musculatura del suelo pélvico facilita el parto y la recuperación posterior”. De hecho, mantiene que “algunos de los obstetricitas del hospital felicitan a las pacientes que han trabajado en ello durante el embarazo ya que el transcurso del parto se ha visto favorecidas por ello”.

Por otro lado, la debilidad de la musculatura del suelo pélvico es responsable de patologías tales como los prolapsos o descensos de vísceras abdominales y también de distintas disfunciones sexuales. El trabajo del suelo pélvico asegura una mejor flexibilidad de la zona y por tanto, aseguran los fisioterapeutas, más elasticidad, movilidad y menos dolor.

“Hay mujeres, incluso jóvenes, que tienen dolor durante la penetración y ello frena el orgasmo, lo que impide que haya una relación sexual satisfactoria”, explica Picón. Además, deben reconocer el problema y pensar que sí tiene solución. “Tener dolor en las relaciones sexuales no es normal, por eso es necesario que se les quite la vergüenza y confíen en el especialista. Porque el problema, si se trata periódicamente, tiene solución”, cuenta convencida.

Pero si hay una patología donde el suelo pélvico juega un papel crucial esa es la incontinencia urinaria. Según datos proporcionados por el Hospital San José, el 45% de las mujeres tiene este problema a lo largo de su vida. Pero éste y todos los demás trastornos pueden ser prevenidos y tratados manteniendo en buen estado de esta musculatura. Por ello es muy importante que “todas las mujeres -tengan o no alguna patología-, aprendan a realizar estos ejercicios y los incorporen a su rutina diaria, ya que el beneficio es apreciable en cualquier momento a lo largo de la vida de la mujer”, explica la fisioterapeuta del hospital.

Además de los beneficios anteriores, Pérez indica que el trabajo del suelo pélvico ayuda a optimizar la postura global corporal y a mantener el abdomen firme, e incluso mejora notablemente los síntomas de distintas patologías que afectan a la columna vertebral, como la escoliosis. Y para ello pone un ejemplo de un caso real de una adolescente con escoliosis que le provocaba asimetrías y malas posiciones de su columna. Con el tratamiento, se consiguió una corrección postural además de una mejora considerable en las molestias.

Pero también hay otros factores de riesgo, que puntualiza por su parte la fisioterapeuta de Ginemed, done el suelo pélvico puede sufrir notablemente y donde de nuevo el trabajo de esta zona se convierte en algo “fundamental y eficaz”. Estos son la obesidad y las mujeres deportistas de élite en las que sus disciplinas impliquen saltos o coger peso. Por ejemplo, salto de pértiga o levantamiento de peso.
¿Cómo se trabaja el suelo pélvico?

Las rutinas a realizar son desde los famosos ejercicios de Kegel y los abdominales hipopresivos, hasta los puramente específicos para ejercitar las distintas zonas del suelo pélvico. También, dependiendo del caso, explica Picón, se trabaja con aparataje como corrientes eléctricas, conos vaginales, bolas chinas, etc. “Estas últimas se utilizan especialmente para el fortalecimiento de la musculatura”, aclara.

Las sesiones que Estela Pérez lleva a cabo en el Hospital San José de Madrid, (donde además se realizan tallares informativos para mujeres), se inician con un taller teórico-práctico básico con el objetivo de conocer su cuerpo. “Vemos gráficos de los músculos y explicamos qué órganos anatómicos están implicados tanto en la buena salud del suelo pélvico como en las posibles patologías que éste pueda presentar”, indica.

El segundo paso sería exploración individual de la paciente en la que, en función del grado de debilidad del suelo pélvico, se recomienda trabajo en grupo o individual, con la ayuda de aparatología de apoyo. Por último, en las sesiones (tanto individuales como en grupo) se va alternando trabajo de musculatura abdominal profunda con trabajo específico de músculos del suelo pélvico durante una hora.

“La calidad en la ejecución del ejercicio es imprescindible en este trabajo, por eso la supervisión y corrección es muy importante”, apunta la experta. En ello, también insiste Picón: “Es fundamental el trabajo guiado por especialistas, que te enseñen a conocer tu cuerpo y a realizar correctamente los ejercicios”. Si el tratamiento no se abandona, éste será muy eficaz, pero “el seguimiento es esencial”, reclama la experta.

Además de ello, estos fisioterapeutas insisten en la importancia del trabajo multidisciplinar y coordinado con los demás expertos y sobre todo, en la prevención. “Lo ideal sería la prevención, como en tantas otras áreas médicas, y que la sociedad se familiarice con este problema antes de que aparezca”, finaliza Pérez.

Agencias / España

Anonymus jura acabar con pornografía infantil en internet

Anonymus, acabará con la pornografía infantil en Internet

Los piratas informáticos de Anonymous han prometido acabar por completo con la pornografía infantil en Internet, anunciando que ya hicieron ‘caer’ a 89 sitios web con este contenido.

“Ahora tenemos una buena y otra mala noticia. Hemos atacado con éxito y logramos retirar 89 sitios web de pornografía infantil. La mala noticia es que después de unas cuantas búsquedas en Google, hemos descubierto otras 197.000 páginas con este contenido en el servicio de alojamiento web”, cita el site de noticias RT.

Luego los ‘hacktivistas’ prosiguen: “No vamos a renunciar. Nuestros ataques no se detendrán hasta que cada sitio de pornografía infantil en Internet sea extirpado y cada pedófilo castigado”.

La campaña contra la pornografía infantil fue lanzada por Anonymous a mediados de junio, cuando el colectivo bloqueó el acceso a decenas de dominios, exponiendo públicamente los datos de las personas que estaban detrás de esos sitios web.

Agencias

El deseo sexual de las mujeres aumenta con la pérdida de peso: estudio

 

Archivo

Agencias / España

Las mujeres que padezcan un exceso de peso ya tienen una nueva razón más que les anime a perderlo. Según una investigación del «Penn State College of Medicine», que recoge «The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism», abandonar esos kilos de más aumenta su deseo sexual y, por tanto, las posibilidades de quedarse embarazada, reseñó la ABC  de España.

Tal y como señala el doctor Richard Legro a «Medical News Today», las mujeres obesas tienen la mayor parte de su grasa localizada en el abdomen y esto « se asocia con una mala respuesta a la inducción de la ovulación y con la disminución de las tasas de embarazo». De hecho, la primera recomendación que da un médico a una paciente con sobrepeso cuando desea quedarse embarazada, es perder peso. Por esta razón, la investigación ha querido determinar el impacto de un baipás gástrico sobre la función reproductiva de la mujer.

El estudio evaluó, durante dos años, a 29 mujeres con obesidad mórbida antes y después de ser operadas. Todas ellas estaban en edad reproductiva. Cada día, los investigadores recogieron muestras diarias de orina en el transcurso de un ciclo menstrual para determinar la frecuencia de la ovulación y la calidad. Comprobaron que no había mejoras significativas.

Las diferencias más notables las encontraron, sin embargo, en el apetito sexual. Todas las mujeres que participaron en el estudio aseguraron que su vida sexual había cambiado a mejor tras la operación, especialmente en lo que se refiere al deseo sexual y a la excitación. Por tanto, si el deseo sexual aumenta, también la frecuencia de la actividad sexual y, así, existe una mayor probabilidad para la concepción.

Mientras que «los efectos de la pérdida de peso en la función reproductiva son muy modestos», explica Legro, se puede decir que «la infertilidad en las mujeres obesas» pude estar relacionada con la «disminución del deseo sexual y las relaciones sexuales».

Mujeres sin orgasmos

Anorgasmia, mas frecuente de lo que piensas

Es una de las disfunciones sexuales más frecuentes entre las mujeres. La anorgasmia, o falta de orgasmo, es un problema más común de lo que se podría pensar a priori, ya que es un tema del que no se suele hablar pero genera un gran volumen de consultas médicas, según señalan los especialistas.

“Nunca he tenido un orgasmo y quiero saber lo que es”, le confesaba una paciente a Ana Lillo, sexóloga del Instituto Madrid. “Hay mujeres de 40 años que han llegado a su madurez sexual y nunca en su vida han tenido un orgasmo”, confiesa esta experta.

Un estudio australiano de 2011, publicado en la revista científica ‘Journal of Sexual Medicine’, afirmaba que alrededor del 35% de las mujeres confesó no haber experimentado nunca un orgasmo. En España, aunque no hay datos oficiales, los expertos aseguran que es uno de los problemas más recurrente en consulta.

A pesar de que afecta a muchas mujeres, aproximadamente, entre un 90-95% de los casos que viene a consulta se soluciona, según afirma Lillo. Las mujeres deben saber, asegura con convicción, que al igual que los hombres, pueden tener orgasmos porque están predispuestas genéticamente para ello. De hecho, a diferencia de los varones, “ellas los tienen más prolongados y además pueden llegar a ser múltiples”, puntualiza.

Con independencia de la edad

Por su parte, Jaume Guinot, psicólogo del centro catalán de Psicología Granollers, insiste desde su experiencia en clínica, que cualquier mujer puede tener este problema. “He visto casos desde los 17 hasta los 60 años”, expone.

Estos casos desembocan en inseguridad, miedo, baja autoestima y ansiedad. “Se convierte en patología en el momento que causa un verdadero problema para la vida. Cuando deja de ser transitorio y empieza a cronificarse, es conveniente venir a consulta”, manifiesta este experto.

Pero las respuestas son mucho más sencillas que las preguntas que nos pueden rondar por la cabeza. Si una persona lleva años practicando sexo, ¿por qué nunca ha tenido un orgasmo? La culpa, coinciden todos los expertos, la tienen los factores psicológicos y sobre todo los culturales. No hay absolutamente ninguna causa que sea física.

Además de las situaciones de estrés, ansiedad, etapas personales complicadas y experiencias sexuales negativas previas hay dos aspectos que son primordiales: una educación sexual incompleta y deficiente y el desconocimiento del propio cuerpo.

A veces por el nivel cultural de las familias, posturas religiosas extremas o una inexistente normalización de la sexualidad, muchas mujeres todavía no conocen su cuerpo. “Aún tienen miedo a tocarse, a explorar, a descubrirse ellas mismas”, afirma Lillo.

Modelo sexual masculino

Del mismo modo, Asunción Coronado, directora del Instituto de Sexología Al-Andalus de Granada, tiene claro que este problema deriva, sobre todo, del modelo sexual masculino que todavía existe en nuestra sociedad. “Algunas mujeres siguen teniendo la idea de que el orgasmo sólo se puede alcanzar a través del coitoy pensar eso es un verdadero error”, asegura. De hecho, el estudio nombrado anteriormente destacaba entre sus conclusiones que la mejor manera que tiene una mujer de asegurarse un orgasmo es mediante la masturbación. “El 80% de las mujeres consigue el orgasmo con la llamada ‘maniobra puente’, es decir, tocándose el clítoris”, matiza Lillo.

La relación coital, prosigue Coronado, es una técnica totalmente válida para que ellos consigan un orgasmo, pero no ocurre siempre lo mismo con las mujeres. “El orgasmo femenino se alcanza más fácilmente estimulando el clítoris y esto se puede hacer de muchas formas sin necesidad de penetración”, puntualiza.

Hay muchas mujeres, reitera, que se acostumbran a la penetración porque “es lo que toca” y no disfrutan. Por eso, deben saber que hay muchas y muy distintas formas de disfrutar del sexo y de tener un orgasmo.

Dejar de lado los tabúes

Los expertos recomiendan que las mujeres deben dejar de lado los tabúes e ideas preconcebidas y comenzar a hablar “sin tapujos” de la sexualidad, y sobre todo “hay que descubrirse, tocarse, experimentar y decir al otro cuál es el punto exacto de su estimulación plena”, asevera Lillo.

No obstante, la sexualidad actualmente está mucho más liberada que hace algunos años, pero aún siguen existiendo prejuicios y tabúes para decirle al otro lo que nos gusta. “Pretendemos que sea la otra persona la que adivine qué es lo que te hace disfrutar, lo que nos hace sentir bien, y eso es un problema. Tenemos que tener la convicción de decirle a la pareja qué y cómo nos gusta“, concreta Coronado, afirmando al mismo tiempo que la sexualidad es algo que depende de nosotros mismos y no de la otra persona que tenemos al lado.

5 trucos para mejorar tu vida sexual

Mejora tu vida sexual

1. Compra literatura erótica
Aprovecha el tirón de ‘Cincuenta sombras de Gray’ y engánchate a la literatura erótica. Personalmente, pienso que hay opciones mucho más dignas que el gran ‘best seller’ del verano (‘Marqués de Sade. Obras completas’, ‘El Decamerón’ o ‘Los diarios’ de Anais Nin) , pero si el libro de moda te sirve para animarte, ya puedes considerar el volumen una buena inversión en tu calidad de vida.

2. Echa un vistazo a tu botiquín
Si tomas algún fármaco antidepresivo, concretamente de la familia de los ISRS (Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina), el Prozac, por ejemplo, esta puede ser la causa de que el sexo no te interese demasiado últimamente. “Estos fármacos son probablemente la causa número uno de anorgasmia”, explica Andrew Goldstein, del Centro de Bienestar Sexual de Annapolis. “Los que consumen ISRS no se deprimen por cualquier cosa, pero tampoco se excitan con casi nada, viven en una meseta emocional que no es buena para el sexo”, añade.

3. Minimiza las distracciones
De acuerdo con los estudios de neuroimagen, hecho mediante escáneres cerebrales, el cerero de las mujeres es más activo que el de los hombres, incluso y sobre todo, durante el sexo. La razón es biológica, según explica Anita Clayton, profesora de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Virginia. “Las mujeres tienen niveles más bajos del neurotransmisor dopamina, que crea el deseo de ir en busca de la recompensa, en este caso del orgasmo”. Los bajos niveles de dopamina causados por el estrés crónico o por alguna enfermedad pueden distraerte durante el sexo. Hay que hacer un esfuerzo por mantenerse concentrado para disfrutar del sexo.

4. No te compliques 
Disfruta con lo que te gusta sin intentar convertirte en una actriz porno. No quieras impresionar a tu pareja con grandes acrobacias, y disfruta con lo que ya sabes que funciona. Según una entrevista realizada por la Universidad Pública de Pennsylvania, tanto los hombres como las mujeres consideran que la duración ideal de un coito está entre 7 y 13 minutos. La investigación entrevistó a personas de 34 países.

5. Just do it! 
Los estudios muestran que muchas mujeres que consideran que no tienen mucho deseo sexual, responden bien una vez que se dejan llevar, se relajan y se concentran en los preliminares. “Las mujeres asumen que el deseo mental debe preceder a la excitación física, y si este deseo no llega optan por no tener sexo”, explica Michele Weiner-Davis, un conocido terapeuta de pareja estadounidense, autor del best seller The Sex Starved Marriage (El sexo mata de hambre al matrimonio). Según su experiencia, las cosas no siempre funcionan así y no hay que esperar que salten fuegos artificiales en una mujer que lleva años con la misma pareja sexual, según Weiner, las chispas llegaran un poco después y hay que dejarse llevar. También dice este experto que las mujeres necesitan sentirse sexy y que debe invertirse en ropa interior elegante y de buen gusto.