“Quiten a ese negro del televisor queremos ver Futbol”: Escándalo por comentario de un jugador durante discurso de Obama

dwq2-400x197

La Cadena NBC Interrumpió el juego de Futbol Americano en el 1er cuarto entre San Francisco y Nueva Inglaterra el domingo en la noche para el discurso del presidente sobre las victimas del tiroteo de la escuela primaria Sandy Hook del estado de Conneticut.

17 de diciembre de 2012. Durante una transmisión de un juego de Futbol Americano transmitido por la cadena NBC el domingo en la noche, se transmitió un discurso presidencial desde Memorial de Newton dedicado a las víctimas del tiroteo de la escuela primaria de Sandy Hook ubicado en el estado de Cunneticut.

(“Quiten ese negro de la pantalla del televisor queremos ver Futbol Americano “dice este twitt mandado por Timothy Burke)

Los comentarios los comenzó un jugador de fútbol Americano de la División II del estado de Alabama, en un establecimiento que vende Hamburguesas y donde los fanáticos se reúnen para ver el juego entre San Francisco y Nueva Inglaterra el domingo en la noche, trasmitido por la cadena NBC a nivel nacional.

1er Twit de muchos dice (“No quiero ver un negro dando un discurso yo quiero ver que San Francisco le gane a Los Patriotas” Dice este Twitt mandado por Pusha B)

El 2do Twit Dice: “Que carajo hace este negro en mi televisor Yo quiero ver Futbol Americano”

El 3er Twit dice “Oye quitaron el juego para poner a este negro Obama hablar sobre el tiroteo cuando Los Patriotas estan jugando”

Al ver los comentarios de este jugador de Futbol Americano de la universidad de Alabama, la Univesidad expresó ayer mismo que este jugador ya no pertenece al equipo de futbol Americano de esta universidad debido a sus comentarios racistas en contra el presidente Obama.

Agencias

Anuncios

Las Farc esperan que Obama indulte a Trinidad para que se sume al diálogo en Cuba

La guerrilla colombiana de las FARC manifestó este martes su “esperanza” de que el presidente estadounidense, Barack Obama, indulte al guerrillero Simón Trinidad, preso en Estados Unidos, para que se sume al diálogo de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos en La Habana.

“No queremos perder fe, esperanza, en que el presidente Barack Obama va a dar un mensaje de paz para Colombia con un resultado favorable a la petición”, dijo a la prensa el comandante Jesús Santrich, uno de los delegados de las FARC en las conversaciones de paz, antes del inicio de la sesión de este martes.

El pasado viernes, las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pidieron en La Habana que Obama indulte a Trinidad para que “pueda hacer presencia física en la mesa de conversaciones de La Habana”.
Aunque funcionarios estadounidenses han descartado tal posibilidad, según informes de prensa, Santrich dijo que la guerrilla espera que Obama se pronuncie sobre el tema.

“Consideramos que es un tema para analizarlo con calma (…). Tenemos confianza en que Simón va a llegar a la mesa” de negociaciones, expresó.

Trinidad, designado por las FARC en su delegación negociadora, fue extraditado en 2004 por Bogotá a Estados Unidos, donde fue condenado a 60 años de cárcel por el secuestro de tres estadounidenses. Estos fueron liberados en 2008 en una operación del ejército colombiano junto a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt (quien también tiene nacionalidad francesa).

Santrich reiteró este martes que el tema agrario, el primero que discuten las partes de una agenda de cinco puntos, es “fundamental” y saludó la apertura de un foro sobre Política de Desarrollo Agrario Integral, que se desarrollará en Bogotá del 17 al 19 de diciembre.

La primera ronda de las conversaciones, que buscan poner fin a un conflicto armado de casi medio siglo, se desarrollan a puertas cerradas en el Palacio de las Convenciones de La Habana y culminarán este jueves.

La delegación del gobierno, que no ha hecho declaraciones a la prensa desde que se iniciaron las pláticas el 19 de noviembre, la encabeza el ex vicepresidente colombiano Humberto de La Calle.

AFP / LA HABANA

José V. Rangel: Reelección de Obama podría componer relación entre Venezuela y EEUU

José Vicente Rangel

Con la reelección de Barack Obama en las elecciones presidenciales estadounidenses, se crea la posibilidad de recuperar, en términos serios y responsables, la relación entre Estados Unidos y Venezuela, afirma el periodista José Vicente Rangel.

En su programa dominical, José Vicente Hoy, el periodista expresó que el país latinoamericano debe abrir un compás de espera con respecto a cómo será el desarrollo de la relación de Estados Unidos, “por si se abrirá la posibilidad de recuperarla en términos serios, responsables, de mutuo respeto, o si no hay nada que hacer”.

Sostiene el periodista que la nueva victoria de Obama “recoge un sentimiento de cambio en la sociedad norteamericana que constituye un estímulo a políticas sociales progresistas y podría entrañar cambios a partir del reconocimiento de lo que sucede en Latinoamérica”.

“Latinoamérica es hoy una nueva realidad y como tal requiere que se mire hacia ella con otros criterios y no con los del injerencismo de otros tiempos”, señaló.

Refirió que la región latinoamericana ha sido víctima de la política de otros mandatarios norteamericanos, pero en la actualidad atraviesa por una situación excepcional en la que priva un elevado sentido de pertenencia, de rechazo a condicionamientos del pasado, al fatalismo con que se encaraba la relación con el “poderoso vecino del norte”.

Comentó que el respeto es la base de una relación beneficiosa y en este sentido Obama debe buscar interlocutores en quienes “representan realmente a sus pueblos y tienen posiciones claras y firmes sobre el papel que cumplen”.

Rangel destacó el surgimiento de instituciones como el Mercado Común del Sur (Mercosur), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (Alba), Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y de Petrocaribe, a través de los cuales se estrechan lazos entre diversos países por encima de diferencias políticas e ideológicas que antes derivaban en algunos enfrentamientos.

Aporrea.org

Estados Unidos envía barcos de guerra a Gaza

Archivo

Los Estados Unidos han enviado tres buques de guerra a los territorios palestinos ocupados para evacuar a los ciudadanos estadounidenses atrapados en el conflicto entre Israel y Gaza, en caso de necesidad.

Los tres barcos movilizados son:  el USS Iwo Jima, el USS New York y el Salón de USS Gunston , y para tal cometido están regresando desde Gibraltar hasta el Mediterráneo oriental a permanecer en estado de alerta para ayudar a los estadounidenses que salen de las tierras ocupadas, según dos funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios destacaron la evacuación sigue siendo una posibilidad remota y la administración Obama no tiene planes para la evacuación de los ciudadanos de los EE.UU. por el momento.

“Esta es la diligencia debida. Es mejor estar preparado debe haber una necesidad”, dijo un funcionario.

Los funcionarios estadounidenses reiteraron que los ciudadanos estadounidenses que deseen abandonar la región pueden utilizar vuelos comerciales.

VTV

“Ojalá que el próximo gobierno comience revisando su papel en este mundo”: Chávez sobre elecciones de EE UU

Chávez sobre elecciones en EE.UU.

  El presidente de la República, Hugo Chávez, encabeza, este lunes un Consejo de Ministros, desde el Palacio de Miraflores.

Chávez se pronunció sobre las elecciones presidenciales de EE UU que se realizarán este martes. “Las elecciones en Estados Unidos nos interesan mucho, es parte de los comentarios del mundo, no tenemos muchas esperanzas desde nuestro punto de vista de que ganando uno o el otro vaya a haber cambios importantes en cuanto a la relación de Estados Unidos con el mundo, con América Latina (…) Ojalá que el próximo gobierno comience revisando su papel en este mundo (…) Ahí no hay ninguna confrontación ideológica, creativa, productiva, no hay ninguna confrontación”.

“Lo mejor está por llegar”, asegura Obama tras su reelección

Obama reelecto en EE.UU.

Barack Obama aseguró hoy a los estadounidenses que lo mejor “está por llegar”, tras conseguir un segundo mandato de cuatro años, en el que tiene por delante importantes retos para la recuperación económica del país.

“Creemos en una América generosa, compasiva y tolerante”, señaló Obama, un poco afónico, desde el centro de convenciones McCormick Place en Chicago, donde fue recibido al grito de “cuatro años más, cuatro años más, cuatro años más”.

“Creemos en una nación de inmigrantes”, agregó, ante una audiencia enardecida, que lo esperó durante horas ondeando banderines con los colores azul y rojo de la enseña del país y al compás incesante de la música.

Al conseguir la victoria tras un duro pulso con su rival republicano Mitt Romney, quien no logró imponerse pese a la debilidad económica en el país, Obama insistió en que los estadounidenses no están “tan divididos como sugieren los políticos”.

“Lo que hace que América sea excepcional es el convencimiento de que nuestro destino es compartido”.

Obama pronunció un discurso conciliador durante el que lanzó un mensaje de unidad a un país dividido y expresó su determinación de trabajar con la oposición durante los próximos cuatro años.

“Somos y seguiremos siendo los Estados Unidos de América”, afirmó el inquilino de la Casa Blanca, haciendo hincapié en la palabra “unidos”, en un mensaje que estuvo teñido de frases patrióticas como la de “somos el mejor país de la Tierra”.

Insistió también, durante uno de los momentos más emotivos de la velada, que lo que ayudó a EEUU a salir adelante en los momentos más negros de su historia fue la fe en “una familia estadounidense que triunfa o fracasa junta como una nación y como un pueblo”.

El suyo fue, además, un mensaje de agradecimiento: a los votantes que lo apoyaron, “al mejor equipo de campaña y los voluntarios de la historia política” y a su esposa Michelle, a quien dijo “amar más que nunca”.

También tuvo palabras cariñosas para sus hijas Sasha y Malia: “Estáis creciendo para convertiros en dos fuertes, inteligentes y guapas mujeres, como vuestra madre”, comentó sobre ellas.

Defendió además la entrega genuina y generosa de muchos en la política, aunque campañas como la que ahora acaban puedan parecer a veces una cosa menor e incluso ridícula.

“Las elecciones importan. No son una cosa nimia, sino algo grande”, afirmó, para recordar a continuación que la democracia que los estadounidenses dan por hecho no existe en muchos países donde luchan para poder hablar libremente de asuntos importantes.

El presidente se dirigió a las decenas de miles de eufóricos seguidores desde un escenario circular decorado en azul y rojo, con dos pantallas gigantes en los laterales y vistas a un enorme podio con las principales cadenas de televisión del país.

La retransmisión de algunos de los mensajes de cambio con los que llegó a la Casa Blanca en 2008 hizo que el público que lo arropó esta noche viviese explosiones periódicas de júbilo mientras esperaba pacientemente a que Obama apareciese en el escenario.

Unos 2.000 periodistas, llegados de todos los rincones del planeta, se desplazaron a Chicago para cubrir esta jornada electoral.

La de hoy fue la culminación de una larga y cara carrera por la reelección en la que abundaron los golpes bajos y que supuso un marcado contraste con el mensaje de cambio y esperanza que aupó a Obama a la presidencia en 2008.

La noche arrancó con señales preocupantes para Obama, que en el recuento inicial retransmitido por las cadenas de televisión no lograba despegarse de Romney en estados clave como Virginia, Ohio o Florida.

El presidente logró sellar la victoria con el respaldo de estados tradicionalmente demócratas y un importante número de “estados bisagra” como Colorado, Iowa, Pensilvania, Michigan, Minesota, Virginia y Wisconsin. Su triunfo en Ohio, un estado clave, le allanó el camino hacia la Casa Blanca.

Obama ganó la reelección con al menos 303 votos electorales, una cifra con la que superó expectativas y superó el listón de los 270 votos electorales necesarios para lograr la presidencia.

Desde Boston el republicano Mitt Romney reconoció la derrota y dijo “rezar” por el “éxito” de Obama como líder del país.

“Estas elecciones se han acabado pero nuestros principios perdurarán”, afirmó Romney.

Obama tendrá que hacer frente ahora a una larga lista de tareas pendientes, como la reforma del sistema migratorio en el país o la reducción del desorbitado déficit. “Tenemos mucho trabajo que hacer”, reconoció.

El líder demócrata afirmó que está deseando poder sentarse con Romney para dialogar sobre cómo trabajar juntos para “mover al país hacia adelante”, tras felicitarlo por su campaña.

“Nunca he estado más esperanzado sobre nuestro futuro, sobre Estados Unidos. Os pido que mantengáis esa esperanza”, declaró.

EFE